Lo que de verdad estaba en juego en el primer pleno municipal

julio 12, 2015 en Plenos 2015-2019 por Socialistes de Rocafort

En el pleno de organización que se celebró el pasado 9 de julio, los concejales del PP, de Ciudadanos y de IxR coincidieron en votar en contra de dos propuestas de la alcaldía:

  1. La periodicidad semanal de las reuniones de la Junta de Gobierno Local (JGL).
  2. La creación de un puesto de trabajo de personal eventual (previsto en la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local) con funciones de confianza consistentes en asistencia al gabinete de Alcaldía en todas las actuaciones y relaciones institucionales.

La oposición a las reuniones semanales de la JGL se ha basado tanto en razones económicas (IxR calcula un ahorro de 20.000€ en cuatro años) como por estimar que bastan dos reuniones mensuales para estudiar conjuntamente, debatir y aprobar los asuntos propios del gobierno municipal.

La oposición al puesto de trabajo de personal eventual también se defiende por no considerarse completamente necesario (se propone una contratación de media jornada) y por el ahorro que supondría reducir las horas de dedicación.

Pero la realidad es que estos argumentos esconden la verdadera razón del voto en contra: se pretende que el nuevo equipo de gobierno tenga las peores condiciones para llevar adelante su trabajo, y de este modo poder acusarle de debilidad e ineficacia.

 ¿Cómo afectan las restricciones impuestas a la calidad de la gestión del gobierno?

En primer lugar, se ha preferido que se gobierne mediante un órgano unipersonal (la alcaldía) a que se haga mediante un órgano colegiado, la Junta de Gobierno Local (JGL), que integra a la alcaldesa y a cuatro tenientes de alcalde, con representación de los tres grupos políticos que forman el gobierno.

La alcaldesa ha delegado a la JGL todas las competencias posibles, con el fin de que sea este órgano colegiado quien delibere y decida. Ahora, la urgencia de las decisiones que se habrán de tomar obligará a la alcaldesa o bien a convocar sesiones extraordinarias o bien a volver a hacerse cargo de muchas de las competencias delegadas.

Además, hay que tener en cuenta que no es lo mismo reunir a la JGL, con presencia de los técnicos del ayuntamiento, que reunirse solo los concejales;, reuniones que de todos modos habrá que hacer con frecuencia. Y todavía más: los concejales que trabajan no tienen derecho a permisos en su trabajo si no tienen una convocatoria oficial para un órgano de gobierno, lo que dificulta convocar reuniones a una hora en la que todos los concejales estén laboralmente libres.

 ¿Ahorrar es la cuestión?

Lo que está en el centro del debate, para la oposición, es la percepción de indemnizaciones por asistencia a la JGL. A los concejales de la oposición les parece bien cobrar indemnizaciones por asistencia a los plenos y a las comisiones, y eso independientemente de la cantidad y calidad de su trabajo. Pero los concejales que gobiernan, que estudian los asuntos, los debaten, los preparan para elevarlos a las comisiones y al pleno, que han de asumir la responsabilidad de llevar a cabo los acuerdos tomados, etc., estos concejales no pueden cobrar por asistencia a las JGL, o deben reunirse poco para no gastar tanto.

Este asunto se debe abordar en su contexto. ¿Sabéis que un municipio de las características de Rocafort tiene permitidos hasta 120.000 € al año en concepto de salario por trabajar con dedicación exclusiva en el gobierno municipal? ¿Que esto significa poder disponer de tres concejales a tiempo completo, y no en ratos libres, para gestionar importantes asuntos que nos afectan a todos? Pues bien, en el pasado mandato el gobierno socialista solo dispuso de un concejal con dedicación completa exclusiva y esto solo significó unos 30.000 € anuales  brutos, de los 120.000 € anuales permitidos legalmente. Y en el presente mandato ningún concejal del gobierno se ha acogido a esta posibilidad legal, y no porque no sea necesario, sino por las circunstancias personales de los concejales. Así que 120.000€ de ahorro al año.

Si comparamos las percepciones por asistencia a plenos y a comisiones informativas por parte de concejales del gobierno y concejales de la oposición entre 2012 y 2015, encontramos datos como estos:

  •  El portavoz del PP, Alejandro Llácer cobró por asistir a plenos y comisiones una media de 155.85 al mes, fuera cual fuera la cantidad y la calidad de su trabajo, cuando la alcaldesa, por los mismos conceptos más las asistencias a la Junta de Gobierno Local ingresó una media de 242,44€, solo 87€ más.
  • El concejal de IxR, José Antonio González cobró una media de 203.90 € al mes, por asistir a plenos y a comisiones, fuera cual fuera la cantidad y la calidad de su trabajo, solo 38.54€ menos que la alcaldesa.
  • El concejal de Cultura y Fiestas, una de las concejalías con más actividad y carga de trabajo, solo percibió una media de 91,95€ al mes, bastante menos que cualquier concejal de la oposición.

¿Se sostiene con estos datos la negativa a valorar y a reconocer el trabajo de los miembros de la Junta de Gobierno Local? ¿Es tanto el ahorro cuando se está dificultando con ello el trabajo de un órgano de gobierno colegiado?

Contra la gestión del gabinete de la alcaldía

El otro asunto en litigio ha sido la creación de un puesto de trabajo de personal eventual para asistir al gabinete de Alcaldía en todas las actuaciones y relaciones institucionales.

Se trata de un puesto que ha existido en todos los mandatos , y cuya necesidad nunca se ha puesto en cuestión. Incluso hace cuatro años, cuando el Ayuntamiento pasaba por momentos económicos críticos y hubo que implantar un plan de ajuste (debido a la nefasta gestión del gobierno anterior), IxR dio su voto favorable, pues sabía que era un puesto imprescindible.

Ahora, sin embargo, con la crisis de la hacienda municipal resuelta gracias a nuestro buen hacer, ahora el sr. González López de IxR (y junto a él los concejales de Ciudadanos y del PP) pretenden que con un contrato de media jornada es suficiente.

IxR sabe que no es cierto, pues siempre hasta ahora lo ha considerado pertinente. El PP, que ha estado muchos años en el gobierno sabe también que es un puesto necesario para el buen funcionamiento de la Alcaldía (Ciudadanos solo sabe lo que les han contado), y ello en cualquier circunstancia, tanto más cuanto que la actual alcaldesa compagina su función en el Ayuntamiento con su trabajo como funcionaria en la Diputación (y por ello a coste cero para el Ayuntamiento).

Todos ellos saben o debieran saber se trata de un puesto de trabajo de confianza, que no tiene límites de horario, y que de sus funciones depende el funcionamiento fluido de la Alcaldía en su relación con todos los miembros del Consistorio (del gobierno y de la oposición) con los diferentes departamentos municipales, con los ciudadanos que acuden a la Alcaldía, tanto individualmente como a través de asociaciones y colectivos, etc.

Las trabas a que se pueda contar con este puesto a tiempo completo es un ataque al buen gobierno y a la institución de la Alcaldía, una institución que representa a todos, y a todos conviene que cuente con los recursos y medios necesarios.

 En conclusión

No, en este pleno no se trataba de saber en qué podíamos ahorrar para atender las necesidades sociales (como ha querido hacer creer IxR demagógicamente); se trataba de dotar a este gobierno de medios para poder cumplir con su papel con calidad democrática y con eficacia.

Por lo visto, a la oposición no le conviene tener un gobierno así.