En un año los socialistas harán las obras que el gobierno anterior no fue capaz de hacer desde 2007

septiembre 28, 2012 en Actividad del Gobierno Municipal, Información municipal por Socialistes de Rocafort

Amparo Sampedro ha evitado que se pierdan las subvenciones de la Diputación correspondientes a los años 2007, 2008, 2009 y 2010 para realizar diversas mejoras en Rocafort.

Este ha sido uno de los principales éxitos del gobierno socialista.

¿Qué obras dejó sin hacer el gobierno anterior a pesar de tener la subvención concedida?

  • La reforma del antiguo Casino (3 obras que debieron ejecutarse en 2007, 2008 y 2009)
  • La rehabilitación integral de los vestuarios del campo de fútbol y del polideportivo (para cuya licitación y ejecución disponían de 5 años)
  • La construcción de las pistas y la rehabilitación de los vestuarios del colegio público (que debieron licitar y ejecutar en 2010)
  • La adecuación de aseos y accesos de las antiguas escuelas (que debieron licitar y ejecutar en 2009)
  • La renovación de alumbrado de diversas calles (que debieron licitar y ejecutar en 2007)

Amparo Sampedro ha conseguido que la Diputación conceda una prórroga extraordinaria debido a “la anómala y difícil situación del Ayuntamiento”. Pero las actuaciones que debieron llevarse a cabo en 5 años, se deberán licitar y ejecutar en 1 solo año, si no se quiere perder una suma importantísima de dinero.

En pocos meses, gracias al esfuerzo del gobierno municipal y de los trabajadores del ayuntamiento, se ha logrado sacar adelante las obras de las nuevas pistas del colegio público y de la renovación de los vestuarios del gimnasio, y también la adecuación de los servicios y zonas comunes de las antiguas escuelas.

Las siguientes obras se licitarán y ejecutarán en breve, a pesar de los obstáculos que han puesto para ello los concejales del PP. Vale la pena leer el blog de Amparo Sampedro, donde se informa del voto en contra de la modificación presupuestaria que es necesaria para que la ejecución de estas obras tengan vía libre.

Prefieren que el pueblo se quede sin mejoras antes que aceptar que el gobierno socialista hace las cosas bien porque se cree que el Ayuntamiento es cosa de todos.